El Instituto de Previsión Social (IPS) no contaba con ningún respaldo o plan de contingencia ante cualquier eventualidad que pueda suceder tanto en su edificio como a sus personas o sus equipos. Esto le provocaba problemas de manejo de contingencias, disponibilidad de la infraestructura crítica y gestión de SLA con proveedores de servicios TI y soporte. Es por esto que el equipo EXE Seguridad implementó un completo servicio de EXE BCP/DRP, que incluye análisis, diseño e implementación de un Plan de Continuidad de Negocio y un Plan de Recuperación ante Desastres.

Para solucionar estos problemas y poder asegurar la continuidad de los servicios de Atención a Clientes y Chile Atiende para que el público general del IPS pueda acceder a sus servicios en todo momento, se realizó un completo análisis de todos los procesos críticos del IPS, identificando aquellos procesos que se tienen que realizar si o si, los cuales son los procesos de Gestión de Pagos y Atención al Cliente. Luego, se identificó la plataforma TI crítica y se creó una Política de Continuidad, elaborada por nuestro equipo EXE Seguridad.

Durante la planificación, se tuvieron que analizar todos los riesgos que podrían afectar el funcionamiento desde lo más mínimo a lo más caótico, con esto, se analiza luego el impacto que  cada uno de los riesgos tiene sobre el funcionamiento y se calcula el tiempo de recuperación actual con el que se cuenta para después definir los requisitos de continuidad.

Pasando a la etapa de implementación, cuando se desarrollaron los planes y procedimientos BCP/DRP se capacitó a todo el personal para que exista completo conocimiento de la solución frente a cualquier desastre. Luego, se desarrollaron algunas pruebas para probar el correcto funcionamiento, aquí se realizaron mediciones, análisis y evaluación para la mejora continua de la solución.

Con esto, el IPS quedó con un completo plan de continuidad del negocio, capaz de recuperarse después de 3 posibles escenarios críticos:

  • Si se quedan sin sistemas, tendrán un respaldo de los sistemas más críticos para seguir funcionando.
  • Si se quedan sin instalaciones o sin un local para atender en cualquiera de sus sucursales, por causa de, por ejemplo, un incendio o una inundación. Existe ahora un local alternativo para atender.
  • Sin personal clave, si en algún momento llegan a fallar todo el personal clave de una sucursal, existirán personas capacitadas para realizar sus tareas de forma provisoria.
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *